Comic, Comic, Comic Sans… hablemos de tabues en el especial mundo del diseño gráfico

30 octubre, 2009

Y por qué no? ¿que de malo tiene una tipografía tan socorrida en todos los estratos de la sociedad (excepto en la élite del buen diseñador)? ¿acaso usarla es de malos diseñadores? ¿quién lo dice y por qué?… por mucho que no nos guste, habría que empezar por reconocer varias cosas: Es jovial, evoca el juego, es funcional sobre todo en pantalla… Hay que usarla sin complejos, pero claro, hay que usarla en su contexto, igual que las cursivas inglesas o las clásicas latinas, es una tipo caligráfica, informal de puntas redondas.

Un poco de Historia: (Fuente: http://es.letrag.com/tipografia.php?id=80)
Quizás sea la tipografía más odiada de la historia, no por falta de calidad sino por el mal uso y la frecuencia abusiva con la que se empleó. Tanto que incluso existen varias asociaciones en contra de ella como el colectivo Ban Comic Sans donde se intenta erradicar su uso. También existen asociaciones a favor como la Comic Sans Appreciation Society. Se trata de una tipografía muy legible en pantalla incluso a tamaños pequeños a pesar de tener una apariencia informal y caligráfica. Fue un encargo de Microsoft a Vicent Connare para su software Microsoft Bob, donde un perro llamado Bob hablaba con el usuario mediante un globo con textos en Times New Roman. Empezó a hacerla en 1994 inspirado en cómics de Marvel y DC. Fue cogida por el equipo que trabajaba en el programa Microsoft 3D Movie Maker para ser empleada en globos de diálogo. Mientras progresaba el proyecto, los programadores le agregaron sonido de modo que los caracteres ya no estarían en globos. Aún así, la versión Regular fue usada en cajas de diálogo y ayuda. En un principio se iba llamar Comic Book, pero su ausencia de serifs le dio su nombre actual, Comic Sans. Fue incluida en las versiones de Microsoft 95 OEM y Plus, Publisher e Internet Explorer. Su gran expansión al venir por defecto en los sistemas operativos de Microsoft y Apple hizo que apareciera por todos lados, e incluso el propio Connare reconoció que estaba cansado de ir a restaurantes y verla en la carta del menú.

Compartir:

    ¿Tú que opinas?

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Newsletter

    La web de mimográfico quiere ofrecerte una experiencia de navegación única, por eso utiliza cookies. Saber más